martes, 1 de marzo de 2011

lunes, 14 de febrero de 2011

La viajera.




Amelia, no la Amelia que conocemos ahora, sino la niña Amelia de cinco años, viajaba por primera vez con los papás a la capital, Santiago de Chile.
Viajaban desde el lago Ranco, donde nació. Mil cien kilómetros de aventura, de verde, de pueblitos desconocidos, de niños como ella, que saludaban al ver pasar el tren. La niña Amelia, que no quiso separarse de su maleta, porque, ¿qué tipo de viajero va sin su equipaje bien a mano?
Cuando más tarde hicieron la aparición el asfalto, las luces de la gran ciudad y ella se encontraba asustada y ansiosa a partes iguales , comprendió entonces o comenzó a comprender que ése tan sólo sería su primera partida, su bautismo como viajera.



Madrid, 9 de noviembre de 2009

sábado, 12 de febrero de 2011

Retrato II



Miraba ensimismada el espejo, su mente andaba en aquel verano, aquellas vacaciones en la playa.
El aire era tan fácil…
Escucha de pronto el tintineo y regresa al baño. Su anillo, el del verano, se cae rodando por el lavabo.
Vuelve a mirar el reflejo, y un resquicio de nostalgia se derrama por el desagüe.